Mejora de la gestión de especies invasoras y análisis de los efectos del cambio climático en Sálvora

  /  ACTUALIDAD   /  Mejora de la gestión de especies invasoras y análisis de los efectos del cambio climático en Sálvora

Mejora de la gestión de especies invasoras y análisis de los efectos del cambio climático en Sálvora

El Parque Nacional de las Islas Atlánticas completa 6 meses de trabajos en Sálvora para mejorar la gestión de especies invasoras y analizar los efectos del cambio climático en la isla

El Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas acaba de dar por finalizados 6 meses de actuaciones de protección y conservación de los valores naturales en el archipiélago de Sálvora, un ambicioso programa desarrollado en colaboración con el Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN) y que contó con una financiación total de 325.000 euros.

Desde principios de año, un equipo multidisciplinar compuesto por profesionales contratados al efecto con el apoyo de voluntarios de la ONG Amicos y alumnos en prácticas de las 3 universidades gallegas, llevaron a cabo una serie de actuaciones en materia de gestión adaptativa, protección de anfibios y regulación de la flora exótica presente en la isla.

Entre las principales tareas desarrolladas, hace falta subrayar aquellas centradas en la erradicación de tres especies invasoras: la uña de gato, procedente de Suráfrica; la cala, una especie herbácea vivaz con origen también sudafricano; y la caña, nativa del este de Asia y considerada una de las plantas alóctonas invasoras más peligrosas del mundo.

El equipo también creó varias zonas húmedas para el sapo pinto, la única especie de anuro (un tipo de anfibio sin cola) presente en el parque nacional. Con esta acción, se buscaba ofrecer a esta especie las condiciones idóneas para su conservación, ya que la nueva charca permite recuperar el medio natural donde se reproducen.

Asimismo, el equipo centró parte de su labor en Sálvora en una serie de actuaciones de gestión adaptativa, con el fin de analizar y vigilar posibles impactos del cambio climático sobre el archipiélago a partir de distintos indicadores. En este sentido, el equipo hizo comprobaciones sobre el aumento o la merma de la superficie colonizada por los liquenes costeros (que son un buen indicador del cambio global) después de las tareas de hidrolimpieza y de los ensayos de biorremediación llevados a cabo tras la contaminación provocada por el accidente del Prestige.

En la misma línea de trabajo, también se procedió a colocar sensores en la zona intermareal de Sálvora, a unos 8 metros de profundidad. Estos dispositivos permitirán llevar a cabo una vigilancia ambiental y un seguimiento del cambio climático a largo plazo a través de la medición de parámetros tales como la conductividad, la temperatura, la presión o el PH del agua.

Todas estas actuaciones se enmarcan dentro del Plan de Impulso al Medio Ambiente para la Adaptación al Cambio Climático en España (PIMA ADAPTA), que incluye una batería de actuaciones en los ámbitos de la costa, del dominio público marítimo terrestre y de los parques nacionales para lograr la regeneración de playas, la protección de marismas y humedales, la restauración de dunas, lagunas y hábitats en general y la adaptación de las masas forestales.

Una vez completada esta primera fase en el archipiélago de Sálvora, la intención y el compromiso adquirido por el Gobierno central es darle continuidad al proyecto después del verano, para lo cual habrá que suscribir un nuevo convenio de colaboración con el OAPN.

Share This